chenyongfaqigongWGEl Sistema de Lohan Qigong Shaolin Terapéutico de la Familia Chan

El origen del Qigong se remonta a la China antigua, hacia el año 2,500 AC. Más de mil años después, el Qigong se consideró como una de las Medicinas Tradicionales chinas con los principales métodos de tratamiento. Llegó a ser muy popular entre el público en general como una forma de ejercicio para mantener la salud.

Hoy día, aparte de sus beneficios terapéuticos y para la salud, se utiliza para ayudar a los artistas marciales y deportistas a mejorar su desempeño.

Tipos de Qigong

Históricamente, el Qigong podría dividirse en seis escuelas raíces. He aquí los tipos y ramas de Qigong:

Qigong Confuciano: Explora los fenómenos con miras a lograr el conocimiento y el entrenamiento de la moralidad y el Qi de uno mismo.

Qigong Budista: Busca el desenvolvimiento de la sabiduría-energía por medio de una realización del Shunyata (el vacío o la nada) y una profundización de la compasión para con todos los seres vivientes.

 

Qigong Taoista: Es la práctica sin el deseo, la cultivación del carácter moral y la busqueda de la longevidad y la inmortalidad.

Qigong Médico: Apunta al fortalecimiento del cuerpo, al remediar y prevenir las enfermedades.

Qigong Marcial: Se dirige primordialmente a refortalecer y desarrollar el Qi y la salud corporal para ayudar a las habilidades marciales.

Qigong Folclórico: Es tradición transmitida oralmente dentro de los límites de una familia en particular, como era y todavía es el caso del Lohan Qigong.

Aunque cada escuela posee sus propios y únicos métodos y teorías, existe -sin embargo- un elemento esencial de vinculación que unifica a las diversas escuelas y formas: la meta de desarrollar el Qi o la Energía Vital. También, las escuelas concuerdan en que el Qigong ayuda a cultivar los Tres Tesoros: Jing (Esencia), Qi (Energía Vital) y Shen (Espíritu). Comparten la creencia de que la disciplina puede ayudar a realizar el potencial físico completo, resistir a la enfermedad, reparar los daños causados por enfermedades y equilibrar el flujo de energía en el cuerpo.

Todas las Escuelas concuerdan en que el control de la respiración juega un papel central en el sistema. El uso de la respiración es un aspecto fundamental de la práctica del Qigong, ya que es la llave al control de la energía así como un puente entre el cuerpo y la mente. Los pulmones en sí no pueden inhalar y exhalar el aire. Es necesario que los músculos alrededor de los pulmones y el diafragma se expandan y se contraigan, succionando el aire hacia adentro y expulsándolo afuera de la cavidad torácica. Este proceso permite que el oxígeno se mezcle con la sangre en las células pulmonares y que la sangre libere el dióxido de carbono que lleva. Cuando el diafragma sube y baja durante la respiración, da un masaje a los órganos internos y aumenta la circulación del Qi.

Las diferentes modalidades de exhalación bucal pueden utilizarse para limpiar y estimular a diversos órganos del cuerpo. El sistema trabaja al vincular el tono vibratorio de la exhalación por la garganta y la boca con la frecuencia de un sistema específico de órganos-energía. Hace énfasis también en la importancia de la postura y del movimiento físico, además de la mente como fuente principal del flujo del Qi.

Tipos de Qi:

Existen muchos tipos de Qi, pero todos se dividen en dos categorías básicas:
•    El Qi prenatal (heredado) que nos dan nuestros padres y que permanece con nosotros hasta la muerte.
•    El Qi postnatal (adquirido) que proviene principalmente de la comida que ingerimos, el aire que respiramos y también, del medio ambiente en el cual vivimos.

 

Conferencias traducidas del Seminario del Gran Maestro Chen Yong Fa. Referencias de los artículos del Sisuk Howard Choy Por John K. Saw

Consultas

Fields with (*) are required.
Verificar si es Humano
Volver